El coaching es un proceso continuo de diálogo entre dos personas (coachcoachee) que amparados en la confianza y en la confidencialidad, permiten que el coach, mediante preguntas muy potentes, ayude al coachee a ir descubriendo o redescubriendo aquellos aspectos de su vida profesional o personal en los que quiere trabajar para mejorar o potenciar algún punto concreto, desarrollando para ello un plan de acción comprometido, retante, realista y alcanzable.

El coach es un profesional que, provisto de experiencia y competencias observa lo que el coachee dice y hace detectando obstáculos que interfieren en su mejora, con el propósito de mostrarle lo que no ve, a través de preguntas para hacerle pensar.

La tarea fundamental del coach, es guiar al coachee sin decirle lo que tiene que hacer facilitando la identificación y disolución de aquellos obstáculos que limitan el aprendizaje, conduciéndole a emprender las acciones para alcanzar los objetivos a los que aspira.