«Les habla el comandante…»

Buenos días #mislunesenfacebook, regresaba el sábado de Tenerife y en el avión estaba pensando sobre que escribir este lunes mientras sobrevolábamos la costa de Marruecos, quedando Casablanca y Rabat a 11.000 metros por debajo de nosotros. En ese momento habló el piloto, mientras yo trataba de acostumbrarme al ritmo a sincopado de los ronquidos isleños de mi compañero aleatorio de vuelo, ritmos totalmente opuestos a la belleza viva y jovial de la Isa Canaria. 
“Les habla el comandante del vuelo con destino a Alicante, buenos días señores pasajeros, es un placer tenerles a bordo, la temperatura exterior es de menos 62 grados, habitual para esta época del año en estas alturas ). La velocidad de crucero es de 975 km/h, un 80% aproximadamente la velocidad del sonido . En esta ocasión el peso del avión es de 64 toneladas, unos 23 elefantes mas o menos :). Vamos a consumir 6000 litros de combustible, aunque llevamos 10.000 litros en los depósitos para su tranquilidad ;). A su disposición tienen una tripulación que les atenderá amablemente en todo momento, disfruten del vuelo ( en ese momento los ronquidos de mi compañero aleatorio de vuelo se detuvieron mientras trataba de abrir los ojos), antes de aterrizar me pondré en contacto de nuevo con ustedes para despedirme. Un saludo y voy a seguir al mando :)” Tengo que confesaros que lo de seguir al mando por su parte, me tranquilizo bastante :). » Me ha parecido oir al piloto, ¿ha pasado algo?” dijo mi compañero aleatorio de vuelo. Estuve a punto de decirle que desde la cabina se había puesto en contacto con los pasajeros porque estaba dudando si los ronquidos que escuchaba desde allí eran en tono de SOL o en DO mayor sostenido 🙂 :). Que tengáis una semana armónicamente sonora y si algún día tenéis que pilotar, pues eso, pilotad con la mayor inteligencia emocional que podáis.