Pirutela de fresa

Buenos días desde este lunes en Facebook (aunque sea jueves) lunes que quería publicar la semana que viene y con un final diferente. No se si sabíais que mi sobrina Carlota de 4 meses necesitaba un trasplante de hígado. Mientras me hacían todas las pruebas para entrar en quirófano con ella y pasarle un trocito del mío, en todas las consultas, me preguntaban si estaba convencido y a todos les decía que si pero con una condición, que se lo colocasen en forma de piruleta de fresa. Las enfermeras se partían de risa y el anestesista ni os digo… El cirujano, cuando escuchó mi deseo, levantó su mirada lentamente del informe médico de Carlota dirigiéndola hacia la mía, y con su mano derecha y como por arte de magia (tengo que confesar que no sé cómo lo hizo tan rápido) ya había dibujado prácticamente en su blog de notas la piruleta de fresa más perfecta que había visto en mi vida  vaya crack !!!. . Estaba todo programado para nuestra cita en el quirófano prácticamente ya, pero Carlota, que ha luchado en todo momento con la sonrisa de una gran campeona inspirada a todas horas con la fuerza y entereza de sus papas, no ha podido aguantar más y ha decido volar esta mañana sin la piruleta que tanta falta le hacía. Tengo que confesaros que estamos realmente muy tristes. Queremos agradecer a todo el equipo del Hospital General de Castellón y de la FE de Valencia, sin excepción alguna, su amabilidad y profesionalidad durante todo este tiempo. Estoy convencido que cuando Carlota aterrice donde tenga que aterrizar, flipará en colores con todos los aromas a fresa con los que se va a encontrar.